Roastbeef


[Total:14    Promedio:2.9/5]

Después de una pequeña parada  veraniega por vacaciones os cuento la receta de como hacemos el roastbeef en el horno de casa, convenciéndome, aun más, de que la gastronomía tradicional anglosajona puede proporcionarnos magníficos momentos culinarios.

Receta de Roastbeef

Como ya sabéis el rosbif puede servirse caliente, templado o frio tipo fiambre, siendo famosos en Inglaterra los sandwiches del mismo. Sin embargo como plato principal de asado para los muy carnívoros es espectacular.

La carne más apropiada para el rosbif es el lomo de vacuno y depende de nuestros gustos el elegir el buey, o entre los diversos tipos de ternera. Con el lomo bajo queda mejor la presentación en el plato, pero desde mi punto de vista con el lomo alto el resultado es mejor pues al tener más grasa queda más jugoso aunque un poco menos homogéneo a la vista.

Podemos asarlo con el hueso de la chuleta incluido o atar o pedir que nos aten la pieza de carne deshuesada en un rollo, en mi opinión el resultado es bueno en ambos casos. Vamos a cocinar:

Ingredientes (para 4 personas)

  • 2,5Kg de lomo alto de ternera o buey (que tiene que sobrar algo para comerlo frío)
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Un vaso de agua

Preparación

Hay dos trucos fundamentales para que el roastbeef quede en su punto: sellarlo bien previemente en una sartén para que no pierda muchos jugos y tenerlo el tiempo exacto en el horno para que no se haga demasiado.

Para empezar salamos bien la pieza de carne por todas partes.

Calentamos un poco de aceite de oliva en una sartén grande o plancha y cuando esta bien caliente doramos bien la pieza de carne por todos sus lados, hasta que quede bien tostada por todas partes.

Pasamos la pieza a una fuente de horno, añadiéndole por encima parte del aceite utilizado para sellarlo. Echamos el vaso de agua en el fondo de la fuente y metemos al horno, que tendremos precalentado a 180ºC.

El punto de la carne depende de como le guste a cada uno, pero mi regla de oro es 1/2 hora de horno por cada kilo de carne, en nuestro caso el tiempo de cocción sería 1 hora y cuarto, pasado el cual sacaríamos del horno y estaría listo para servir. Retiramos los jugos de la bandeja del horno, reduciéndolos o desglaseando con un poco de agua según sea necesario ya que estos harán las veces de salsa.

Escribo la que me parece la receta más sencilla y la que a mi más me gusta, pero se puede complicar todo lo que se quiera marinando la carne previamente con especias varias. Una variante que he probado y esta bien es añadiendo tomillo por encima al asar en el horno, habiendo frito previamente unos dientes de ajo en el aceite utilizado y añadiendo al agua un poco de vino tinto o zumo de limón, de cualquier modo yo lo prefiero en su versión más sencilla.

Acabado y presentación

El Roastbeef se sirve en una pieza al centro de la mesa y se corta (mejor con un cuchillo de sierra) y sirve en finas lonchas acompañado de su propia salsa, La manera tradicional de acompañarlo es con patata asada y verduras al horno, a lo que yo añadiría, hablando de maridaje, un vino a nuestro gusto, por ejemplo un buen Cabernet Sauvignon.

¡Ah, y al día siguiente un sandwich con queso cheddar, rúcola y el sobrante del rosbif!

Espero que lo probéis y hagáis algún comentario 😉

(Foto: Jillmotts)

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *