Sopa de Miso (Misoshiru)

[Total:3    Promedio:2.7/5]

receta sopa de miso misoshiru

Ahora que viene el frío, no hay como una reconfortante sopa de miso calentita, para devolvernos a la vida al llegar a casa. Muy buena incluso para desayunar, como opinan miles de japoneses. En cualquier tienda de productos asiáticos tenéis todos los ingredientes para esta receta, muy rápida y fácil de hacer.

En Japón, la calidad de un caldo se mide por su transparencia y riqueza aromática. Esta sopa sirve como base para otras muchas, pudiendo utilizar pescados, mariscos, fideos… ya veréis como es mucho mejor esta manera de hacerla que la que podáis comprar «de sobre» (que es la que ponen en la mayoría de los restaurantes).

Ingredientes (para 4 personas)

  • 4 cucharadas de pasta de miso
  • 2 cucharadas de alga wakame seca
  • 150 gr de tofu (del firme)
  • 1 cebollino o cebolleta fina
  • 1 litro de caldo dashi

 

Preparación

El caldo dashi es un caldo que se hace con alga kombu y copos de bonito seco, pero lo más habitual es comprarlo ya preparado, en sobres con el caldo deshidratado.

El alga wakame la venden también deshidratada y es preciso tenerla en remojo antes de cocinar con ella. Tiene un sabor «a mar» muy especial y es muy rica en nutrientes, especialmente minerales.

Comenzamos con la receta:

Se pone el alga wakame en un recipiente con un dedo de agua cubriéndola, y se deja en reposo durante unos 10 minutos, para que se hidrate y se «hinche». No cedáis a la tentación de utilizar mucha más alga por que aumenta increíblemente de tamaño al hidratarse. Se escurre y se trocea si es necesario, aprovechando el agua en que ha estado en remojo para el caldo.

Se corta el tofu en dados pequeños y el cebollino en rodajas muy finas.

Se pone a hervir el agua y se añade el caldo dashi, se lleva a ebullición, se aparta del fuego y se cuela para que quede lo más transparente posible.

En un vaso aparte se disuelve la pasta de miso con un poco del caldo caliente. Manteniendo el caldo caliente pero sin llegar a ebullición, se añaden el miso disuelto, las algas, el tofu y finalmente el cebollino picado. Se retira del fuego y se sirve caliente.

 

Acabado y presentación

Se sirve caliente como entrante, y también de desayuno o de aperitivo.

Si queréis darle un toque un poco más especial podéis abrir una almejas en la sopa o añadir unos trocitos de congrio limpios de espinas a cocer con el caldo.

Se deja reposar la sopa antes de servirla para que el miso se separe del caldo y éste quede transparente, la sopa tiene distinto sabor si tomamos caldo del que queda arriba al reposar, que si la removemos mezclando todo.

Yo estoy enganchado. ¿Habéis probado alguna vez esta sopa?

(Foto: Katey)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.