Ensalada de espinacas con parmesano

[Total:2    Promedio:3.5/5]

Receta de ensalada de espinacas rucola y parmesano

Receta de la ensalada que más tomamos en casa para acompañar a cualquier otro plato: espinacas, rúcola, queso parmesano y rabanitos. Esta ensalada, como todas,  admite otras combinaciones y diversos aliños.

La ensalada básica es la de espinacas con queso parmesano, el resto de ingredientes son opcionales aunque la receta que voy a explicar es con todos los ingredientes que yo he probado. Como veréis es una receta con carácter muy italiano, ideal para acompañar cualquier carne o pescado, o como primer plato.

Ingredientes (para 4 personas)

  • 300 gr de espinacas frescas lavadas (cuanto más jóvenes sean los brotes mejor)
  • 100 gr de rúcola fresca
  • 100 gr de parmesano reggiano (en lascas o virutas)
  • 5 o 6 rabanitos
  • 100 gr de champiñón crudo (opcional)
  • El zumo de un limón
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal y pimienta negra

 

Preparación

Cortamos en láminas, lo más finas posibles, los rabanitos y los champiñones bien lavados para que no tengan nada de tierra.

Mezclamos la rúcola con la espinaca en una ensaladera apropiada, disponemos por encima los rabanitos.

Aliñamos en este orden: echamos la sal, pimienta negra, zumo de limón y aceite y removemos bien. El orden en el aliño es para que el limón disuelva bien la sal, si añadimos primero el aceite esto no ocurre. También se pueden meter todos los elementos del aliño en un botecito de cristal y agitarlo bien para que emulsione antes de añadirlo a la ensalada.

Incorporamos el champiñón y las escamas de parmesano por encima y servimos. También podemos utilizar queso grana padano, que es del mismo tipo.

Si tenemos una cuña de queso, que es lo más normal, podemos hacer fácil las escamas utilizando un cuchillo como si “afilásemos un palo”, o con un pelador de patatas.

La receta queda más lograda si son escamas grandes de queso en lugar de queso rallado fino.

 

Acabado y presentación

Se sirve la ensalada en el centro de un plato con el queso y el champiñón por encima, acompañado de un plato con más queso y un pimentero para el que le guste más fuerte. No conviene añadir mucha sal ya que el queso de por si es salado.

A ver si os gusta.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.