Congrio en salsa verde

[Total:0    Promedio:0/5]

Receta tradicional de congrio en salsa verde

Os paso esta receta que me encanta. Es la manera tradicional de preparar el congio en salsa verde, un pescado muy sabroso y que es de esos que tiene el auténtico “sabor a mar”. En esta ocasión he sustituido el huevo cocido por huevos de codorniz y lo acompañamos de unos berberechos gallegos frescos al vapor. Eso si, al ir a comprar el congrio recordad el refrán para no equivocaros:

“Cuando vayas al mercado niña, te advierto:
la merluza cerrada y el congrio abierto”

A ver si os gusta el guisote marinero.

Ingredientes

  • 3 o 4 rodajas (1 kg) de congrio fresco de la parte abierta, la más cercana a la cabeza
  • Perejil fresco
  • 3 o 4 dientes de ajo
  • un vaso grande de vino blanco
  • Guisantes
  • Un par de huevos cocidos (o 5 o 6 de codorniz)
  • 500 gr de berberechos frescos (opcional)
  • Espárragos en conserva (opcional)
  • Gambas (opcional)
  • Aceite de oliva virgen
  • harina

 

Elaboración

Comenzamos salando las rodajas de congrio por todas partes y pasándolas por harina, que queden bien cubiertas por todas partes.

En la misma cazuela que vamos a utilizar para el guiso, freímos el congrio en aceite de oliva virgen (no excesivo), por ambos lados. Mientras tanto preparamos en el mortero una majada con los ajos y el perejil, para añadir a esta majada el vino blanco cuando la hayamos machacado bien.

Una vez dorado el congrio añadimos la majada por encima en la cazuela y añadimos los guisantes, los huevos cocidos partidos (enteros si son de codorniz) y un poco de agua si es necesaria más salsa. Opcionalmente añadimos unos espárragos blancos y unas gambitas, pero sin esto también queda muy bien. Dejamos cocer a fuego lento unos 20 minutos.

En esta ocasión hemos abierto al vapor unos berberechos frescos y los añadimos al final del todo, cuando el congrio está terminado, añadiendo a este un poco de caldo de cocción de los berberechos.

Dos recetas por una: para hacer los berberechos al vapor simplemente los tenemos media horita en agua fria con abundante sal para que suelten la arenilla y luego los calentamos en una cazuela tapada sin añadir agua ni nada hasta que se abren.

 

Acabado y presentación

Presentamos en cazuelitas de barro o en platos, una rodaja por comensal con abundante salsa y un poco de huevo cocido, una ramita de perejil y unos berberechos decorándolo.

Servimos con un buen blanco frío y, ¡a gozarla!

¡Que aproveche!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.