Chipirones rellenos en su tinta

[Total:0    Promedio:0/5]

Receta de chipirones en su tinta rellenos

Hoy hemos comido esta receta sencilla y agradecida y os la pongo en la web para que también podáis disfrutarla. Se trata de chipirones en su tinta rellenos, y en este relleno está el truco: esta formado por sus propias patas o tentáculos junto con jamón serrano y huevo cocido, esto es lo que le da personalidad al plato, a ver si os gusta.

Prestad atención a la calidad de los chipirones, no son todos iguales. Los mejores son los que llaman «de potera», tienen mejor sabor y son mucho más tiernos.

Es un plato que acompañado de arroz blanco y un buen vino, blanco también, se sale. Si sois como yo no podréis evitar acabar con la salsa a cucharadas…

Ingredientes (para 4 personas)

  • Un kilo y medio de chipirones de potera frescos
  • La tinta de los calamares (o 4 sobrecitos de los preparados)
  • 3 cebollas grandes
  • 3 dientes de ajo
  • 250gr de jamón serrano curado picado
  • 4 huevos cocidos
  • 8 cucharadas de tomate frito
  • Harina
  • Un vaso de vino blanco
  • Dos tazas de caldo de verdura
  • 4 vasitos de arroz
  • Aceite de oliva virgen, sal y pimienta negra molida.

 

Preparación

Limpiamos bien los chipirones, sacando las tripas y el pico (la boca), dándoles la vuelta como a un guante (gracias por el truco Farigola) y reservando los tentáculos y las alas para el relleno.

Hacemos el relleno mezclando bien el jamón, los huevos cocidos y los tentáculos y las alas de los chipirones, todo bien picadito. Lo reservamos.

En una cazuela grande ponemos a pochar en aceite de oliva virgen toda la cebolla y el ajo, a fuego lento, cortados muy fino.

Rellenamos bien los cuerpos de los chipirones con la mezcla del relleno, los aderezamos con sal y un poco de pimienta negra y los pasamos por harina.

Ponemos a rehogar los chipirones en la cazuela con la cebolla, teniéndolos 3 minutos por cada lado.

Añadimos el tomate frito, el vino, el caldo y la tinta diluida en una tacita con un poco del caldo caliente.

Mezclamos bien y llevamos a ebullición, dejando cocer durante 8-9 minutos a fuego medio, removiendo bastante y sin poner la tapa para que reduzca la salsa. No conviene cocerlos mucho más por que se ponen tiesos.

Para el acompañamiento, hacemos arroz blanco y lo rehogamos en una sartén con aceite de oliva y un diente de ajo en láminas.

 

Acabado y presentación

Se sirven en raciones acompañado con el arroz blanco y decorando con la salsa y algún ajo dorado por encima, no conviene dejar la cazuela muy lejos porque alguien repetirá seguro.

¡Que lo disfrutéis!

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.